Grupo VTA

Pensamiento cíclico: este principio de la naturaleza es el que marca la actividad del Grupo VTA. La empresa está presente en todo el mundo, y ayuda a depurar a diario las aguas residuales de más 200 millones de personas.

El Ing. Dr. h.c. Ulrich Kubinger fundó VTA en 1992 como empresa unipersonal. Hoy en día, el Grupo VTA es una mediana empresa internacional y líder en innovaciones en el sector.

Hechos

Depuración de las aguas residuales de más de 200 millones de personas a diario.
Producción anual de más de 130.000 toneladas.
Soluciones integrales individualizadas diseñadas exactamente a medida de sus requisitos como cliente
Abastecimiento a miles de PTAR y clientes industriales
Tecnologías innovadoras y larga experiencia con más de 70 patentes
Más de 250 empleadas y empleados en todo el mundo.

Para VTA nada es inalcanzable.

El Grupo VTA ya trabaja satisfactoriamente en 65 países. Suministramos miles de instalaciones de depuración municipal, pero también a innumerables clientes de diferentes sectores industriales. 

En la sede principal de Rottenbach (Austria), así como en otras seis ciudades de Europa, VTA fabrica productos ecológicos de sistemas totalmente compatibles con optimizar el tratamiento de aguas residuales de forma segura, sostenible y rentable.

VTA Weltkarte

VTA

Para un futuro sostenible: un mundo en el que los niños puedan estar a gusto.

VTA en acción

VTA reduce la emisión de CO2 de las PTAR

Las depuradoras o plantas de tratamiento de aguas residuales (PTAR) son empresas medioambientales, ya que depuran las aguas residuales. Sin embargo, durante este proceso se genera también dióxido de carbono (CO2) perjudicial para el clima, que se disipa en el aire. VTA Biosolit® fija el CO2 , ya que lo emplea para la optimización del tratamiento de las aguas residuales. Así, por ejemplo, es posible reducir la emisión anual de CO2 en hasta 370 toneladas tan solo en la PTAR de Kitzbühel. El experto en aguas residuales Prof. Dr. Martin Wagner, de la Universidad Técnica de Darmstadt, así lo certificó por medios científicos. Harían falta como mínimo 32.000 árboles de hoja caduca para que fijaran ese volumen de este gas de efecto invernadero.

PTAR VTA

VTA garantiza aire limpio en Viena

Los malos olores procedentes del alcantarillado son un problema en muchos lugares, sobre todo en primavera y verano. El culpable suele ser el sulfuro de hidrógeno (H2S) que se forma en el agua putrefacta debido a procesos biológicos. Los productos especiales de VTA no solo son capaces de eliminar de inmediato el mal olor, sino que impiden de manera fiable su formación de antemano. Unos modernísimos equipos de control y regulación se encargan de dosificar esos productos de manera automática y económica. Además, se evitan daños graves de corrosión por H2S en la red de alcantarillado. Los «neutralizadores de olores» de VTA se utilizan con éxito en muchas ciudades y municipios, incluso en la capital, Viena.

Viena desde el aire

VTA previene la alarma en el Rin

El producto de alta tecnología VTA Nanofloc® se sirve de la nanotecnología para separar en la PTAR la biomasa de las aguas residuales depuradas, y lo hace con una rapidez y sostenibilidad inigualables. Así garantiza un funcionamiento totalmente seguro y además reduce los costes, ya que su dosificación es mínima. Pero no solo eso: también es un contundente cuerpo de bomberos en momentos de crisis, cuando más cuenta. Por ejemplo, cuando se produjo una avería en una planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR) cerca de Bonn, gracias a VTA Nanofloc® se pudo impedir que tuviera que emitirse una alarma para el Rin.

Vista aérea del Rin en Bonn
El Dr. Kubinger en el laboratorio
Ing. Dr. h. c. Ulrich Kubinger
Director general / CEO del Grupo VTA

«En VTA pensamos en términos de ciclos. No solo depuramos las aguas residuales, sino que también vigilamos el medio ambiente en su conjunto.»