VTA MicroTurbine

Corriente a partir de gas de fermentación: limpio, eficiente, sin mantenimiento

VTA MicroTurbine

Reutilización económica y ecológica de gas de fermentación: con la MicroTurbine, VTA revoluciona la generación de electricidad y calor en plantas de tratamiento de aguas residuales o PTAR.

Este innovador equipo del fabricante Capstone abre nuevas posibilidades de aprovechar oportunamente el gas de fermentación tanto desde el punto de vista económico como ecológico.

Con sus diferentes tamaños,  estas turbinas son adecuadas para PTAR de cualquier tamaño. Un reducido coste de mantenimiento, emisiones de gases de escape y ruido extremadamente bajas y la ausencia de sensibilidad ante las calidades de gas oscilantes son puntos decisivos a favor de la MicroTurbine en comparación con las plantas de cogeneración.

Las microturbinas se pueden integrar sin problema en el sistema operativo de la planta e instalarse tanto dentro como fuera de los edificios. Los equipos son compactos y totalmente fiables, y están acreditados en la práctica.

Generación de electricidad mediante gas de fermentación con VTA GSD

GSD

Un reducido coste de mantenimiento, emisiones de gases de escape y ruido extremadamente bajas y la ausencia de sensibilidad ante las calidades de gas oscilantes: los puntos decisivos a favor de la MicroTurbine.

Ventajas

sin apenas mantenimiento gracias a cojinetes de aire
sin esfuerzo de trabajo, grandes intervalos de mantenimiento (8000 horas)
sin lubricantes, sin líquido refrigerante
costes de conservación extremadamente reducidos
emisiones de gases de escape extremadamente bajas (NOx < 15 ppm)
sin ruido, sin vibraciones
diseño compacto, peso reducido
excelente comportamiento de carga parcial del 0 hasta el 100 %
apto para el funcionamiento aislado (generador de emergencia)
Entrega llave en mano de un solo proveedor

TECNOLOGÍA INNOVADORA


Con módulos en las clases de rendimiento de 30 kWel a 200 kWel, los innovadores equipos del fabricante Capstone son idóneos para PTAR de cualquier tamaño. Por razones de sistema (proceso de combustión continuo), las microturbinas gestionan perfectamente los gases regenerativos como el gas de fermentación, el biogás, los gases de vertedero u otros gases pobres y convencen gracias a un excelente comportamiento de carga parcial. Al usarla en la cogeneración se alcanzan grados de eficiencia total de hasta el 85 %.

Las microturbinas se pueden integrar sin problema en el sistema operativo existente de la planta e instalarse tanto dentro como fuera de los edificios. Los equipos se han acreditado en la práctica y son totalmente fiables.

El generador opera con el mismo número de revoluciones que la turbina (hasta 96.000 rpm), ya que el imán permanente se encuentra directamente sobre su árbol de accionamiento.

La corriente alterna de alta frecuencia (1600 Hz) generada de esta manera se rectifica en la electrónica de potencia de la turbina para cambiar su polaridad y volver a continuación a la corriente alterna (50 Hz / 400 V).

Para ello no se requiere una conversión de frecuencia propia, ya que es la red la que proporciona el valor teórico. De este modo se garantiza que la turbina siempre funcione de manera sincrónica con la red.

VTA MicroTurbine

Un producto limpio

El rendimiento de la turbina se regula a través del número de revoluciones debido al «engranaje electrónico». Así, incluso al funcionar a carga parcial apenas se pierde eficiencia. Esto sí es auténtica protección climática: debido a su tecnología funcional, la MicroTurbine alcanza unos valores de gases de escape extremadamente bajos (NOx < 15 ppm respecto a O2 al 15 %), que no se obtienen con ninguna otra tecnología comparable.

Gráfico carga plena MicroTurbine VTA

Funcionamiento

La base para el desarrollo de la MicroTurbine ha sido la industria aeronáutica y de turbocompresores. De forma similar a los accionamientos auxiliares en aviones, la electricidad se genera a través de un generador de imán permanente de funcionamiento rápido que está acoplado sin intercalar ningún engranaje mecánico. Como los cojinetes neumáticos no requieren mantenimiento, se puede prescindir por completo del uso de lubricantes.
 

El aire de combustión entra en la MicroTurbine a través del generador y se refrigera para comprimirse después en el compresor a unos 4 bares. El combustible se añade en la cámara de combustión y se quema. Los gases de combustión calientes se destensan en la turbina accionando de este modo el compresor y el generador. Gracias a la técnica de recuperación (calentamiento previo del aire mediante los gases residuales calientes) es posible alcanzar unos grados de rendimiento del 26 al 33 %.

El imán permanente se encuentra directamente sobre el árbol de accionamiento de la turbina para que el generador funcione con el mismo número de revoluciones que la turbina (hasta 96.000 revoluciones por minuto). La corriente alterna de alta frecuencia (1600 Hz) generada de esta manera se rectifica en la electrónica de potencia de la turbina para cambiar su polaridad y volver a continuación a la corriente alterna (50 Hz / 400 V). Para ello no se requiere una conversión de frecuencia propia, ya que es la red la que proporciona el valor teórico. De este modo se garantiza que la turbina siempre funcione de manera sincrónica con la red.

Consulta

¿Necesita más información sobre nuestros productos? 
Contacte con nuestros expertos y juntos encontraremos la solución apropiada.

Contacto

Descargas